sábado, 17 de marzo de 2012

El Bernabéu un estadio difícil de entender




Llevo muchos años, veintitrés, asistiendo a cada partido que el Real Madrid juega en el Estadio Santiago Bernabéu y puedo decir que es un campo difícil de entender en ocasiones, pero no tanto.

En estos años hemos visto de todo, por ejemplo, jugadores rivales aplaudidos, jugadores locales linchados por una mala tarde, tengo en mi mente varios recuerdos:

·  11 de Junio de 1989: Partido en Chamartín entre el Real Madrid y el Español, el equipo ganaba 1-0 y Michel fue recriminado varias veces por el respetable a lo que el jugador responde con una espantada hacia el vestuario sin permiso del entrenador, Leo Beenhakker. Se montó una gorda, de hecho, el público le pitó un cierto tiempo. Volvió a jugar con el Madrid el 23 de Junio de 1989 (último partido de Liga), pero era habitual que el periodista más importante de aquel tiempo, José María García lo crucificara por esta acción y por lo mal que se llevaban. Michel había ganado cuatro Ligas ya, dos Copas de la UEFA y su único lunar es no haber triunfado en la Copa de Europa. El Madrid acababa de encajar un 5-0 en Milán y la pagó con el madrileño. Os dejo el enlace:


·  En el año 1994, justo después del debut de Raúl González blanco, uno de los ídolos de toda la vida del madridismo y mío también, Emilio Butragueño,  fue silbado en el estadio. Os dejo este enlace (Leer a Míchel en el final de la primera columna).


· 18 de Septiembre de 1995: Partido Real Madrid y Oviedo, el Madrid se adelanta dos veces en el marcador, pero termina perdiendo 2-3, uno de los goles del Oviedo vino por una pérdida de balón de Fernando Redondo, no me podía creer que silbaran a otro de mis ídolos, pero lo hicieron y la reacción del hispano-argentino fue pedir más veces el balón, con gallardía porteña.

En esa temporada se tenían muchas esperanzas en el Madrid, la segunda de Valdano, se había ganado la Liga la temporada anterior después de cuatro consecutivas del Barça de Cruyff y la temporada empezó muy mal, al final fue campeón el Atlético de Madrid de los Pantic, Caminero y Simeone. Os dejo un enlace.


Vosotros diréis ¿A qué viene remover todo esto? Muy simple, para desmitificar una cosa. Estos hechos ocurrieron antes de que el Bernabéu fuera un estadio con el aforo totalmente sentado, todo el anillo bajo era de socios, entraba ahí casi 50.000 personas de pie, que solo pagaban una cuota (barata por cierto) y que tenían derecho a ir de pie a ver los partidos, no era grada joven, pero también había  en el “gallinero” entradas que se podían comprar por 1.000 pesetas (y hasta menos según qué partido), por lo tanto no un problema del precio de las entradas, lo es del público que asiste al estadio, que suele ser injusto con los jugadores y técnicos. Y creerme, salvo partidos míticos de Copa de Europa, eliminatorias cerradas, el público del Bernabéu siempre ha sido frío.

Este estadio reacciona a determinados estímulos y hemos tenido jugadores muy listos que han entendido a la parroquia blanca, por ejemplo, Raúl González Blanco, que siempre fue el niño mimado y respetado del Bernabéu, entendía como nadie lo que le gusta a esta grada, correr por balones imposibles, lucha, calidad, entrega y nunca bajar los brazos, ni aunque hubiese un resultado abultado a su favor. Este público es insaciable, si se marcan dos goles, quiere el tercero, si lo hay, pide el cuarto; aplaude cuando un central sólo le gana la partida a un delantero y encima lo torea. ¿Desde cuándo han dejado de pitar a Cristiano Ronaldo? Muy fácil, desde que se implica más en labores defensivas. El público perdona muchas cosas, hasta comprende la falta de calidad en algún jugador, lo que no le perdonará jamás al equipo es que no se esfuerce y tampoco que tenga miedo a la derrota, ni ante el Barça. Recuerdo un gran partido entre el Madrid y el Valencia en el Bernabéu el 3 de Octubre de 1999 y que perdimos 2-3, con arbitraje de Iturralde González (y van dos en esta pequeña mención, el primero el del Oviedo), se adelantaron los valencianos 0-3 y el Madrid, con 10 jugadores por expulsión de Roberto Carlos en el minuto 9, estuvo a punto de empatar a tres. El público vibró con sus jugadores, porque aunque perdió, arrinconaron al equipo ché. Os dejo un enlace


Muchos de los jugadores que han formado y forman parte de la plantilla de este gran club han sido pitados, injustamente, algunos no tuvieron su mejor día, sería desde un punto de vista digno de estudiar la reacción del respetable, y si se logra algo positivo con ello. A lo mejor es como “la ley del palo y la zanahoria”, lo que es cierto es que  no es algo nuevo y que muchos de los jugadores que han sido silbados, han vivido tardes muy felices con la elástica blanca y no se arrepienten de haber formado parte del club, todo lo contrario.

Sería necesaria una grada joven, estoy de acuerdo, fomentar más las peñas para que haya más ambientillo en el estadio, es cierto que es como una ópera. Bajar el precio de las entradas, lo que pasa es que el club vive con una gran disyuntiva, hace dos años nos subieron y mucho los precios de los abonos y la justificación que se dio desde la Junta Directiva es que el Madrid quería igualar a un tercio los ingresos obtenidos en las tres áreas que tiene el club: Estadio, retransmisiones y marketing y como el objetivo es tener cada día más presupuesto, para aspirar a lo mejor, me da que cada día será más prohibitivo tener un abono en el estadio, porque tenemos precios europeos con salarios españoles.

¿Qué deberíamos hacer? Me gustaría conocer vuestra opinión.

5 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con que la afición del Real Madrid no tiene de ahora esa frialdad y es una costumbre más, pero todas las instituciones deben evolucionar, tenemos un grandísimo entrenador que lo ha demostrado, ha sido un transgresor en su puesto y eso nos debería hacer recapacitar. Cuando voy al Bernabéu con amigos y es la primera vez que van, solo hay que verles sus caras de sorpresa, pisar el Templo emociona, pero parece que les emociona más los 5minutos antes del partido cuando ven el cesped y escuchan el himno que el resto del partido donde se esta en silencio al no ser que estés en el fondo Sur.
    Esta claro que a los socios conocidos como "Comepipas" no se les puede vetar ni quitar el abono para meter una grada joven, al final son los que pagan y si nuestro club es grande se debe mucho a los "comepipas" pero lo que veo en el estadio es una mala gestión de localidades, es muy fuerte que no se puedan comprar 3entradas juntas en una zona al no ser que sean entradas vip. (mínimo 200€ ) Igual que existe una gestión financiera y una gestión deportiva, debería haber una gestión en las gradas para hacer al Templo vibrar cada vez que sale el equipo al campo, siempre he pensado que es una de las soluciones a la frialdad del Bernabéu.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Firmo debajo de lo que escribes, sería necesario tener una zona del estadio donde se puedan comprar entradas juntas, fomentar la creación de peña y también manda un mensaje desde la institución, o desde los medios afines (no sé si hay alguno) que silbar a un jugador es un acto tan indigno como los actos racistas, que por suerte, vamos erradicando. Los Ultras son de los pocos que animan, el resto, según, yo lo hago, pero te soy sincero, me miran como un bicho raro. No me importa. Hala Madrid

      Eliminar
  2. Joder a mi me pasa igual ,me pongo a animar intensamente y me siento raro ya que soy de los únicos o el único que anima

    ResponderEliminar