sábado, 26 de diciembre de 2015

¿Entrenador nuevo o Director Deportivo?


Hace ya días que venimos opinando muchos ¿Qué está pasando en el Real Madrid de fútbol?, tanto es así que nuestra Directiva ha encargado una encuesta para preguntar a los socios ¿Qué está fallando?


Curioso es que se mencione al entrenador, a los jugadores, se hablen de posibles cambios y nunca se haga una pequeña autocrítica en la gestión. Económicamente es brillante, socialmente no es mala, la gran mayoría sigue prefiriendo a su presidente, ahora bien, ¿En que podría mejorar esta Junta Directiva? Muy simple, en dedicarse a lo que sabe y no interferir ni en asuntos de fichajes, ni en construcción de la plantilla y por supuesto, no hacer sugerencias al entrenador o comentarios que condicionen sus alineaciones. Dice algún periodista por ahí (habría que ver si es cierto) que alguien de la Directiva le comentó al entrenador (después de dos suplencias de James Rodríguez) que hay todas las semanas 3 millones de colombianos esperando a que juegue. ¿Y qué? ¿Cuántos títulos importantes ha ganado el cucuteño con el Real Madrid? Ninguno y ahora nos hablan hasta de renovación de contrato sin habérsela ganado.


El Madrid ha perdido el norte en los despachos y eso es lo peor, nuestro presidente está alejado de la gestión del club y es en la sombra el Director General, José Ángel Sánchez el que gestiona todo, hasta el tema de fichajes y así nos va. Es necesario integrar en la estructura del club un área independiente de Dirección Deportiva (muy alejada de la presidencia y Dirección General) que se encargue de construir una plantilla equilibrada y que pueda hacer frente a todos los retos que se le plantean al club. Creo que la última vez que tuvimos un Director Deportivo con mando en plaza fue con Mijatovic, pero en las etapas de Florentino Pérez, o bien no ha habido un departamento que se encargue de este tema  (como ahora) o la elección no ha sido la correcta, bien porque no se haya dejado trabajar o porque no valían para el cargo (ahí estuvieron los nombres de Valdano, Sacchi, Benito Floro, Pardeza).


Todos los años, el entrenador que tenga el Real Madrid se encuentra con el mismo problema, tiene que encajar un montón de piezas que, en muchos casos no son adecuadas, así terminamos jugando con varios mediapuntas, varios volantes y sin mediocentro puro; o bien, con tres delanteros y encima con dos mediapuntas y ha llegado la hora de decir basta, hay que fichar los jugadores para cada puesto y antes de hacerlo tener claro, tanto el jugador, como el entrenador donde va a jugar.  En algún caso el entrenador ha encontrado la solución, si el jugador está por la labor, como ocurrió hace un par de años con Ancelotti que encajó a Fideo de volante izquierdo y lo hizo bastante bien, pero no todos los jugadores están dispuestos, ni todos valen para reconvertirse a otra posición, bien por características de su juego o por desconocimiento de las funciones de cada posición en el campo, jugadores como Isco o James son capaces de regatear a lado de su defensa cuando cualquier mediocampista sabe que en esa zona cualquier pérdida de balón supone un disgusto.


Luego está la cuestión psicológica y de adaptación, tema que debería abordarse antes de fichar. ¿Cómo afronta cada jugador los retos? ¿Es ambicioso? ¿Cómo reacciona ante la adversidad? ¿Soporta el estrés? ¿Cómo se integra a los grupos? ¿Es un hombre de empresa o un autónomo? Y eso una secretaría técnica que sigue jugadores, más o menos lo sabe.

El Madrid debe aprender a mezclar jugadores, unos con más calidad y menos esfuerzo (siempre hay alguno que corre un poco menos) y otros que sean incansables aunque no exentos de clase, si no lo hace todos los años seguirá pasando lo mismo.

El club se debe plantear ¿A qué quiere jugar?  ¿A tener la posición?, ¿a la contra?, ¿ambas? ¿Con qué esquema?, una vez decidido esto es hora de trabajar en buscar los jugadores adecuados, por ejemplo, actualmente tenemos grandes jugadores en punta a la contra, con un mediocampo que prefiere jugar a tener la posición, desde la venta de Xabi Alonso y Di María, murió el contragolpe en la Casa Blanca y eso es lo que tiene que tener en cuenta “el cocinero” a la hora de realizar un plato, cómo combinar los mismos. Por otro lado no tenemos delanteros de espacios cortos, los tres son de un corte similar, mucha calidad, apáticos a la hora de defender y no de un carácter especial ante la adversidad, quizá Gareth Bale pudiera ser salvable.

No todo está perdido, habrá que reconstruir la plantilla para el próximo año y un movimiento importante este verano sería la venta del que ha sido nuestro buque insignia:  Cristiano, para el cual seguramente, han pasado ya sus mejores años de fútbol, pero a cambio habrá que incorporar otras cosas, quizás un nueve nato, con gran sacrificio en la defensa. Pongo como ejemplo, el partido ante el Barça, fue desilusionante para mí, ver como los defensa rivales sacaban con tanta facilidad el balón sin que ni siquiera hubiera la menor intención de presionar.

Solemos tomar las decisiones fáciles y pensamos que con cambiar al entrenador, todo se arregla.  Benítez me ha decepcionado, pero por no tener la personalidad suficiente para poner al equipo por encima de los jugadores.  Pero es hora de ir pensando en que los culpables son los jugadores y también de quién ficha muchos jugadores de características similares y pocos de otras. Habrá que construir la plantilla con jugadores adecuados para el puesto, con salarios importantes y además con unos pluses en caso de victoria que les haga volar en campo. Que importe muy poco quién entrene, porque además, creo que se le da mucha importancia a los técnicos  y poca a otras cosas. Un equipo se construye desde los despachos, se gestiona desde los entrenamientos con el apoyo INCONDICIONAL desde arriba y ante el surgimiento de problemas, la reacción debe dejar al jugador sin salida. No puede ocurrir en un Real Madrid que hasta los canteranos que no han logrado nada (Jesé) generen problemas de disciplina sin la actuación contundente de la Directiva. Me duele decirlo, pero eso no pasaría allí arriba en el Noreste y ni siquiera actualmente, en la acera de enfrente. Esa es la diferencia, disciplina.


Leer la prensa actualmente es de locos y poco aconsejable (afortunadamente mi trabajo me permite leer poco, pero alguna ojeada siempre se echa a los medios digitales). Desde arriba no hacen más que ir filtrando informaciones que lo único que hace es dar fuerza a los jugadores y poca al entrenador, una actuación equivocada que no conduce salvo a acrecentar el problema. Los jugadores no pierden tanto valor como la Directiva cree por ir al banquillo, ahí estuvo Di María un año sentado en el Manchester United para ser vendido por más dinero al PSG. Aquí lo más importante debe ser el club, por encima de todo, queremos jugadores involucrados, capitanes que transmita unos valores adecuados a los que vengan y me da que Ramos, Marcelo, CR7 no están por la labor, porque entre otras cosas no tienen ese espíritu de equipo, Pepe y Arbeloa quizá sí, la capitanía en el Madrid debería ser el paso previo a formar parte de la Directiva del Club, y además estar remunerada con unas bonificaciones especiales que haga que todo el mundo vaya por el buen camino y que sean ellos mismos los que eviten problemas e involucren al colectivo, pero un capitán no debe estar para reírle las gracias a los canteranos y menos en insubordinaciones contra el entrenador.


Espero que el presidente reaccione pronto, nombre a un gran Director Deportivo y si no quiere dar un nombre solo, que sean varios asesores que trabajen, pero que haya un consenso a la hora de fichar, hombres como Mijatovic, Amancio, Capello, Pirri, Raúl, Redondo podrían estar trabajando para este club porque entre otras cosas saben de fútbol y lo han demostrado y luego de entrenador, uno bueno, pero con un vestuario trabajador y responsable. Entrenar al Real Madrid no debería ser tan difícil, arriba han entrenado, Pep, Tito, Roura, Tata y Lucho y podrán haber sido mejores o peores, pero los resultados los dan los jugadores.



Felices fiestas a todos, un saludo y Hala Madrid.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada